Por segunda vez en la historia de nuestra unidad los Voluntarios reunidos en sesión de Compañía, y bajo un noble gesto simbólico, acordaron otorgar la calidad de Voluntario Honorario de Compañía a unos de sus pares.

En esta oportunidad en sesión de Compañía de fecha 8 de junio de 2017 presidida por nuestro Director Sr. Cristian Miranda, se otorgó dicha calidad a los Voluntarios Sres. Alexandro Dzazópulos E. y Basilio Lobo M., a quienes destacamos en esta tribuna.

Don Alexandro Dzazópulos es hermano de nuestro Mártir Sr. Jorge Dzazópulos E., fallecido en 1973 en acto de servicio, e hijo de Don Nicolás Dzazópulos, quién posterior a la muerte de su hijo Jorge en la causa bomberil tomó su lugar en el escalafón segundino, siendo el primer bombero en ser nombrado Voluntario Honorario por sus pares, y no por el cumplimiento de años de servicio como el común de los Voluntarios Honorarios. Hoy Don Alexandro toma el lugar de su hermano y su padre, obteniendo este reconocimiento como una muestra de afecto y compromiso permanente entre la Segunda Compañía y la familia Dzazópulos Elgueta. A pesar de su avanzada edad, ingresó a nuestra bomba a hace casi 3 años siendo parte relevante de la historia Segundina así como de la vida de cuartel y la transmisión de la memoria permanente.

Don Basilio Lobo es padre de 3 Voluntarios Segundinos conocidos como “Los Lobito”, familia ligada desde hace más de 15 años a la Brigada Juvenil y a la Compañía, destacando por un compromiso silencioso y constante, aportando desde dentro y fuera de la membresía a la Compañía. De este modo hace 4 años Basilio ingresó a nuestra unidad sumándose a sus 3 hijos en la causa bomberil, destacando por su gran gestión como Intendente de Compañía permitiendo constantes avances en el desarrollo y mantención de infraestructura de cuartel, así como permanente apoyo logístico a la Capitanía.

Vaya para ambos Voluntarios Honorarios un fraternal saludo bomberil, sin duda esta muestra de la familia Segundina hacia ellos es culminación de procesos con mucho valor al nivel de espíritu, compromiso y mística de nuestra unidad que en ellos se ha reflejado escribiendo parte de nuestra historia. Don Alexandro, Don Basilio, nuestras felicitaciones.