En el servicio de bomberos, siempre estamos buscando formas de mejorarnos a nosotros mismos, ya sea a través de la tecnología o mediante nuestros métodos de operación. Hemos visto esto con la introducción de la cámara de imágenes térmicas, una linea de 1¾ pulgadas y dos pulgadas, ataque de fuego de ventilación con presión positiva, y así sucesivamente.

A medida que avanzamos en el futuro, a veces necesitamos traer el pasado con nosotros. Eso no quiere decir que debemos confiar en la tradición para combatir los incendios, sino recordar los principios fundamentales de la lucha contra incendios. Tendemos a olvidar los conceptos básicos de extinción de incendios en nombre del progreso y la tecnología. El concepto básico de poner agua en el fuego para extinguirlo sigue siendo la mejor y más efectiva forma de combatir los incendios. El viejo dicho de “gran fuego, agua grande” todavía se mantiene fiel a este día.

La linea de 2½ pulgadas se ha convertido en una entidad olvidada de nuestras habilidades de lucha contra incendios. Claro, tenemos una linea preconectada de 2½ pulgadas en nuestros carros; también empacamos líneas de repuesto de 2½ pulgadas para líneas de suministro, pero ¿hemos usado o alguna vez usamos la línea 2½ pulgadas para atacar un incendio? La respuesta es no.

En mis 18 años de servicio, sólo puedo recordar una vez cuando se utilizó una línea 2½ pulgadas como la primera línea de ataque para un ataque ofensivo interior en un incendio en una tienda de repuestos de autos. El primer carro que llegó tiró de esta línea, y el oficial rápidamente reconoció que tenía fuego “grande” que requería agua “grande”. Los otros casos en los que se usó una línea de 2½ pulgadas fueron para operaciones defensivas que involucraban inundaciones del terreno.

(1) Pitón Monitor Portatil alimentado por una línea de 2½ pulgadas.

Entonces, ¿por qué no usamos la linea de 2½ pulgadas para combatirde manera ofensiva un incendio? Las respuestas suelen ser debido a la escasez de personal, porque la línea era demasiado pesada para avanzar, las tripulaciones no quieren causar demasiado daño por agua, o no era una consideración en ese momento. Aunque estas respuestas suelen ser ciertas en algunos aspectos, debemos recordar el pasado y nuestro “componente básico” de extinción de incendios, que es “fuego grande, agua grande”.

La línea de 2½ pulgadas puede entregar el agua “grande” que necesitamos para un ataque interior inicial rápido y agresivo. Tenemos que ofrecer un golpe grande y un rápido nocaut cuando tenemos un incendio, ya sea grande o pequeño. Así como el objetivo de un boxeador es noquear a su oponente con un solo golpe, también debería ser nuestro objetivo apagar el fuego. Un golpe rápido entregado por una boquilla de 2½ pulgadas logrará esa tarea.

Considere el acrónimo ADULTS en el servicio de bomberos, que explica cuándo debemos usar una línea de 2½ pulgadas. El principio de ADULTS se aplica generalmente a operaciones de gran altura y edificios equipados con red seca.

  • Condiciones de fuego avanzadas a la llegada. Puede aplicar esto cuando el oficial que llega primero en la escena sea testigo de un incendio avanzado o predice que el fuego avanzará durante el tiempo que lleva establecer las operaciones.
  • Operaciones defensivas. La línea de 2½ pulgadas es perfecta para configurar operaciones defensivas con dispositivos de transmisión principal.
  • No se puede determinar la ubicación o la extensión del incendio. En los edificios de gran altura y equipados con red seca, si no se muestra fuego, podría haber un fuego serio y de gran velocidad en el interior del edificio.
  • Grandes/Largas áreas no compartimentadas. Estas áreas conducen a una extensión y crecimiento rápidos del fuego. Debe detener este tipo de incendios de inmediato. Usar una línea de 2½ pulgadas lo logrará.
  • Toneladas de agua. Cuando necesite mucha agua, una línea de 2½ pulgadas será la opción. Le permitirá fluir alto volumen con baja presión requerida.
  • Operaciones de red seca. Estas operaciones requieren una línea de 2½ pulgadas por las mismas razones que arriba: alto volumen a baja presión.

El acrónimo de ADULTS es muy preciso y simple de usar; la clave es saber cuándo aplicarlo. Esto requerirá práctica y entrenamiento. Si entrenamos con líneas de mano de 2½ pulgadas consistentemente, entonces la sorpresa de tener que tirar de una línea de 2½ pulgadas por primera vez estará ausente.

¿Cuánta agua puede entregar una boquilla de 2½ pulgadas? Puede esperar fluir entre 100 y 500 galones por minuto, según el fabricante. Puede entregar una gran cantidad de agua con una línea de 2½ pulgadas; esto es lo que lo hace una herramienta versátil. Puedes usarlo para operaciones defensivas Y ofensivas. La línea de mayor tamaño, como la de tres pulgadas o más, no se puede usar para nada más que para operaciones defensivas y de suministro.

Avanzar una línea de 2½ pulgadas parece imposible cuando tienes personal limitado, ¿pero realmente es así? Como se mencionó anteriormente, la capacitación sobre el avance solo ayudará en esta área. La cantidad mínima de personas que avanzan una línea será de dos a tres. Entonces, ¿por qué no entrenar de esta manera? Si tienes el lujo de tener a cuatro personas avanzando en la línea, entonces estás por delante del juego.

Cuando se trata de un incendio de estructura residencial, un equipo de dos o tres personas puede avanzar con facilidad una línea de 2½ pulgadas. Eso no quiere decir que será fácil, será un trabajo duro. Avanzar una línea seca lo más que pueda y luego cargarlo con agua reducirá la cantidad de trabajo necesario para avanzar en la línea. Con la línea seca, colóquela afuera en un patrón que le permitirá avanzar con más ayuda de la manguera (ver la foto 2). Desplegar la línea de forma perpendicular a la entrada de la estructura le permitirá tirar de la ésta a medida que se avanza. Cuando sedespliega paralelamente a la entrada de la estructura, se debe lidiar con tirarla de una esquina desde el principio. Esto hará que su trabajo sea extremadamente difícil.

(2) Desplegado de una línea perpendicular a la entrada de la estructura le permitirá tirar de ella más fácilmente.

Por lo general, avanzamos con líneas presurizadas. Con líneas más pequeñas, como 1½ y 1¾ pulgadas, puede lograr esto con facilidad, pero cuando se trata de la línea de 2½ pulgadas, esto no se puede hacer. Hay mucha presión en contra del equipo que avanza. La clave aquí es cerrar el pitón a la mitad (no debe cerrar completamente); esto permitirá que el flujo de agua continúe con la protección suficiente mientras que al mismo tiempo permite que el equipo avance la línea. Una menor presión le permitirá avanzar con la línea con dos o tres personas; uno para ayudar a tirar de la línea por las esquinas y otro para ayudar al pitonero. Una vez que haya avanzado la línea tanto como desee, vuelva a abrir el piton por completo para garantizar un flujo total para el combate del fuego. Esta técnica requiere práctica para que se haga perfecta.

También puede usar un pitón monitor portatil de línea de 2½ pulgadas para operaciones ofensivas. Diferentes fabricantes producen dispositivos de flujo principal alimentados por una sola línea de 2½ pulgadas. En la foto 1 vemos uno de esos dispositivos. Estos dispositivos pueden entregar grandes volúmenes de agua con una configuración rápida y fácil. Estos dispositivos pueden configurarse, hacer fluir agua y luego dejarse sin personal. Tienen una característica de seguridad que desactivará el flujo de agua cuando detecta algún movimiento por el dispositivo de transmisión principal. Estos dispositivos son excelentes para operaciones ofensivas en interiores, aunque las estructuras grandes son el escenario ideal para estas armas. Cualquier incendio grande dentro de una estructura grande (rascacielos, almacenes, mansiones, etc.) será el escenario perfecto para desplegar un pitón monitor portatil para el ataque interior y lograr una caída rápida.

La línea de 2½ pulgadas ha existido desde el comienzo del servicio de bomberos; al mismo tiempo, era la única línea de tamaño usada para combatir incendios. Con la introducción de líneas de menor diámetro, nos hemos olvidado de otras armas a nuestra disposición. Al traer el pasado con nosotros, podemos lograr nuestro objetivo de una caída rápida y, al mismo tiempo, aumentar nuestra capacidad de convertirnos en bomberos efectivos. Esto solo se logrará yendo “a lo básico”.

Por Mark van der Feyst. Artículo original en FireEngineering.com