Con 94% nuestra Compañía aprueba examen de acreditación en especialidad de Rescate Urbano

7Después de un período de más de 2 años de arduo y constante trabajo que, sólo en lo que va del presente período ha significado una capacitación de más de 50 horas por parte de cada integrante de nuestra compañía, el sábado 9 de agosto se cumplió con la última etapa del proceso de acreditación para obtener la especialidad de “Rescate Urbano” para la Segunda Compañía, logrando la destacada calificación de un 94%, la más alta para una compañía acreditada.

Hoy sólo estamos a la espera que el H. Directorio conozca el informe preparado por la comisión evaluadora, tome razón del mismo y formalice el cumplimiento de requisitos para hacer oficial nuestra acreditación.

El día antes mencionado, más de 50 Segundinos al mando del Capitán Cristóbal Morales, se dieron cita en la cancha de adiestramiento, ubicada en el Cuartel de la Octava Compañía del Cuerpo de Bomberos de Ñuñoa, para participar en el ejercicio de acreditación que significaba el 55% de la calificación final y, a la cual, se accedía si se cumplía la etapa previa de una evaluación, teórica-práctica-administrativa. Esta calificación se realizó anteriormente, el viernes 1 de agosto en el cuartel de nuestra Compañía, lográndose también la calificación de 94%.

La tarea del sábado 9 de agosto representaba un desafío no menor ya que implicaba el despliegue de diversos equipos para cumplir con los desafío que recién, minutos antes de la hora señala, sería revelado por el organismo acreditador, encabezado por el Tercer Comandante, José Figueroa e integrado además por los Capitanes de la 1 y 4 Cías Juan Quevedo y Patricio Larrañaga respectivamente. El equipo de acreditadores lo integraron también el Teniente 1° de la Cuarta Cía, Patricio Guzmán, el inspector General, Gonzalo Callejas y los Voluntarios Sebastián Olave de la Séptima, Marco Zambrano y Fernando Basso de la Octava y Rodrigo Saenz-Diez de la Sexta compañías respectivamente, para los cuáles vaya todo nuestro agradecimiento.

En la ocasión, se debió proceder al trabajo de apuntalamiento (reforzamiento) de puertas, ventanas y pared para poder acceder a una víctima. Simultáneamente, otros equipos procedían a la búsqueda física en el lugar para hallar otras víctimas, ubicándose varias de ellas en zonas de escombros, torre de altura y en casa de tres pisos. Para el rescate se debían emplear varias técnicas cuerdas, uso de trípode de salvamento y camillaje para el traslado de los heridos. El despliegue no solo involucraba a los equipo de trabajo directamente involucrados con las maniobras de rescate, sino también la coordinación tanto interna como externa del incidente, para lo cual fue necesario la conformación del Sistema de Comando de Incidente (SCI).

El objetivo era claro, en tres horas y media, debían ser ubicadas, liberadas, rescatadas y entregadas a un centro asistencial 8 víctimas. Después de un titánico esfuerzo, el objetivo fue logrado faltando sólo 4 minutos para el cierre de las operaciones, con las 8 víctimas vivas y entregadas a los organizamos de emergencias de salud.

Síguenos en twitter @bomba2cl

1 2 3 4 5 6  8 9 10 11 12 13

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *